COMPLEJO BACALAR

La laguna con sus 7 colores en el pueblo de Bacalar recibe a este complejo lleno de  misticismo , formas sutiles, materiales cálidos y un juego de sombras que hacen de él un espacio único e ideal para el descanso. En un terreno con una pendiente pronunciada de 339.68 m2 que se integra a la laguna de Bacalar se proyectaron 10 habitaciones de las cuales 3 de ellas podrán disfrutar de la inigualable vista de la laguna de los 7 colores.

 

El recibimiento a el complejo es mediante una fachada formada  con un muro calado en tonos cálidos liviano y transparente ; el cual es enmarcado de manera sutil y elegante con vigas de acero las cuales sostienen un entretejido de madera rustica rompiendo con el orden y geometría. En la portada ubicamos troncos  semejando un árbol , el cuál indica sostener toda la techumbre invitando a  sentirnos bajo la sombra de la densa selva maya.

 

 

El entretejido disminuye la rigidez de los volúmenes que contiene las habitaciones  y da la sensación de ser un espacio orgánico , mediante  su apariencia y las sombras que arrojan a todas las superficies .  

 

Al ingresar nos recibe vestíbulo de doble altura, envuelto por el entretejido orgánico de troncos , ambientado con el juego de luces y sombras que él mismo aporta  . Como remate visual nos recibe una escalera que nos conduce al primer nivel de las habitaciones, con volumen simple , geométrico y sin pretensiones flota en un espejo de agua que la hace ser mas liviana y prepara para el encuentro con la majestuosa laguna.

 

Las 10 habitaciones están dispuestas en 3 niveles, cada una cuenta con baño, zona de guardado y ventilación natural. Tres de ellas dan a la vista inigualable de la laguna de los 7 colores, cuentan un jacuzzy y terraza para poder disfrutarla ; además de un amplio vestidor y un baño con transparencias aportando un toque sofisticado a las habitaciones.

 

A el nivel de la laguna se ubica la zona de restaurante y cocina , a este espacio se accede mediante una escalinata que aterriza en un espejo de agua  que se integra visualmente con la laguna. De inmediato nos encontramos con una gran terraza techada que flota ante la laguna. Por una escalera  de huellas amplias que inicia en la zona de restaurante,  un muelle se integra de forma delicada a la laguna. En el muelle se consiguen espacios a diferentes niveles para poder descansar y contemplar el entorno.

 

El Complejo Bacalar está proyectado con un gama de materiales cálidos y neutros, con esto pretendemos que los espacios no se vean saturados en textura del material , logrando visualmente mayor amplitud  sin competir con el entorno.

 

El Complejo Bacalar , un espacio para la contemplación y descanso con un toque místico.