CASA ZEN

Casa habitación ubicada en Mérida, Yucatán México. El terreno de 510.37 m2 donde se desarrolló es de forma lineal característica que se aprovechó al máximo en todos los espacios de la casa.

 

La casa se divide en tres zonas claramente definidas, la zona privada , el centro de Yoga y la zona de visitas.

 

La fachada simple , de formas puras y pocos materiales. Se accede por una gran puerta en color negro que evoca la ausencia del todo. El primer remate visual que se encuentra es un árbol  dando la bienvenida y un espejo de agua que sostiene al centro de Yoga, invitan a disfrutar con serenidad de este espacio.

 

El centro de Yoga es el espacio más sagrado y contemplativo de la casa, se encuentra ubicado entre la casa habitación y la zona de visitas. Este espacio se encuentra flotando en un espejo de agua, dando la sensación de liviandad,  pureza y serenidad . Aunado a esto, el espejo de agua nos permite refrescar el espacio  de manera natural.

 

 En la parte más profunda del terreno se ubicó la zona privada donde se desarrolla la casa habitación, consta de dos habitaciones , sala, comedor, cocina, alberca y jardín . En este espacio las zonas públicas y privadas se diversifican mediante un cambio abrupto de nivel , logrando partir la casa en dos secciones sin perder su forma lineal .

 

La zona pública se desarrolla dentro de un volumen de gran amplitud y altura. Arranca en la sala que de inmediato nos liga a la  cocina con una amplia barra que desemboca en un comedor forjado invitando a un espacio de convivencia ; como remate  del eje de la casa se ubica un canal de nado que consigue integrar el interior de la casa con el jardín exterior.

 

Al integrar el canal de nado en el interior de la casa se logra un clima fresco de forma natural. Las zonas mas privadas de la casa se encuentran  aun nivel mas alto que la pública. El estudio es el elemento articulador, separa la recámara principal de la de visitas. La recámara principal es un espacio amplio, y lleno de luz natural, integra de manera sutil el baño y el vestidor a la habitación.

 

 

La zona de visitas consta en un pequeño loft , cuenta con acceso independiente desde la calle, una pequeña barra con cocina  y una zona de descanso. Esta zona al encontrarse en la planta alta del acceso nos brinda una gran barrera acústica , visual  y térmica a las zonas mas intimas de la casa; logrando un espacio zen que equilibra y emociona.

 

En las ventanas que están en constante contacto con el asoleamiento se colocaron parasoles de madera quemada con la técnica japonesa; así se pudo controlar la incidencia solar y también la temperatura.

 

Las formas utilizadas fueron puras y estilizadas; las texturas simples en cemento pulido y madera quemada japonesa originaron espacios amplios y llenos de luz .

 

Casa Mérida, un espacio zen que equilibra y emociona.